LA frase

Mira esta frase:

«LA FUERZA DE DIOS SE REALIZA EN LA DEBILIDAD»

Son unas palabras que siempre me han ayudado en mis peores momentos. Y es que resulta increíble que cuando crees que ya no hay nada  ni nadie  que te pueda ayudar, cuando aquellos que te quieren intentan, en vano, animarte, cuando te sientes  totalmente vacío, cuando ocurre todo eso, y por desgracia yo sé que ocurre, has de saber que en tu debilidad siempre podrás contar  con una fuerza. Una fuerza tal, que por mucho que tú no la sientas, está ahí, renovándote, cosiendo tus heridas con hilo fino para que no se noten, borrando tu tristeza, o incluso cargando con ella. Pero ten por seguro que está en tu interior, que cuanto mayor sea el espacio vacío que encuentre, mejor podrá actuar, y aunque tú ahora no lo veas, lo verás. ¡En serio!

Ésta es la frase que debes tener siempre presente, y creerla con Fe, porque es tu salvación. Porfa, no lo olvides nunca.

«Cuando soy débil, entonces soy fuerte.» (S.Pablo)

 

 

Anuncio publicitario

Siembra

Dice un santo de la iglesia, San Basilio Magno, que rezan las escrituras:

Sembrad justicia, y cosechareis misericordia

Me ha gustado tanto, que la voy a añadir a mi poema «Sembrad» que os envié hace ya dos meses. Porque si bien  es una frase corta, tiene un contenido grande, enorme y tremendamente importante ¿y por qué? muy sencillo: para mí lo que pide es una nimiedad comparado con la grandiosidad de lo que da. Pide justicia, la que tú, dentro de tus posibilidades, puedes dar; lógicamente nadie debe dar más de lo que necesita para sí mismo. Por eso esta frase, cuando habla de justicia no se refiere sólo a los bienes materiales, _ que tan justo sería que todo el mundo tuviera_ sino también a otro tipo de bienes, esos que no cuestan dinero y que todos, ricos o pobres, siempre podemos dar. Éstos son los auténticos frutos de misericordia que recogeremos en el cielo. Y por una razón: todos los bienes materiales, tan necesarios en esta tierra, se quedarán aquí. Pero el amor, la disposición, la ayuda desinteresada,  el cariño, las sonrisas, la alegría compartida… _la «otra» justicia_  irán contigo para siempre y te aseguran los frutos de la misericordia.

Así que ya sabes, sonríe a alguien y gánate un cachito de cielo.

Comentario de Francisco

«sed pastores con olor a oveja»

¡Qué «pedazo frase» de Francisco!

Y tiene toda la razón. Nos lo dijo hace poco en el Evangelio, y desdeluego a mí me ha encantado. Meditemos un poco: ¿de qué sirve ser pastores si no olemos a oveja? ¿acaso puede un niño engañar a su madre diciéndole que se ha bañado, si ella le huele y en vez de jabón, huele a choto? Y digo yo ¿de qué sirve presumir de ser una buena persona si no nos «mojamos»? Pues que sepamos que Dios tiene un olfato estupendo . Él quiere que no le digamos que amamos, sino que DE VERDAD amemos, que no le digamos que somos buenos, sino que lo seamos. Que no le digamos que vamos a hacer tal o cual cosa, sino que la hagamos. En resumen, Él quiere olernos, y para eso tampoco hace falta sudar la camiseta,  tan sólo dejarnos oler por el que todo lo huele.

Manrique- Himno/ Himno-Manrique

Partimos cuando nascemos,
andamos mientras vivimos,
e llegamos
al tiempo que feneçemos;
assí que cuando morimos,
descansamos.

Estos versos son parte de la quinta estrofa de las Coplas de Jorge Manrique;  en el himno del Miércoles de ceniza leí unas líneas idénticas. Eso me llevó a comentar la similitud con mi madre, a quien le dije -sin pensar- que los himnos se inspiraban en los versos de Manrique. Ella me respondió entonces -sabiamente- que más bien fuera al contrario: el poeta se inspiraría en los versos del himno.

Ahora. leo en el himno de hoy esto:

Siempre es hora de la gracia/¡despierte el alma dormida!

Y los dos primeros versos de la primera estrofa de Las Coplas de Jorge Manrique son:

Recuerde el alma dormida/ avive el seso y despierte

¡el alma dormida, otra similitud!!

Fuere como fuere, me resulta precioso ver que dos personas distintas hayan, uno creado y otro elegido, unos versos tan hermosos, y las dos veces dedicados al Padre, unos dedicados al padre terrenal y los otros al celestial.

Os dejo el enlace por si quereis leer las coplas. Creo que ya las recomendé. ¡es que me encantan!

 

Lee todo en: COPLAS DE DON JORGE MANRIQUE POR LA MUERTE DE SU PADRE – Poemas de Jorge Manrique http://www.poemas-del-alma.com/coplas-de-don-jorge-manrique-por-la-muerte-de-su-padre.htm#ixzz491tUJKgW

Jardín Botánico

He ido al Jardín Botánico a ver si se me iba el mal rollo. Y la verdad es que se me ha ido un poco. Es maravilloso ver flores. Ahora le toca la temporada a los lirios. Y no sólo morados, también azules, rosas, blancos, incluso vi unos negros. Me hubiera gustado ver tulipanes, que me chiflan, pero ya florecieron, ya brillaron y ya se marchitaron. Me encantan las flores, pero me da pena que no perduren. Por eso las plantas verdes perennes, aunque puedan resultar menos atractivas, me inspiran mayor admiración porque siempre están ahí, en las duras y en las maduras, bajo la lluvia o bajo el sol,  sin temporada que valga, y  no necesitan brillar para llamar la atención. Simplemente están ahí. Simplemente las amas.

Me recuerdan a alguien…¿a ti no?

Pentecostés

Hoy es Pentecostés, el día de la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles. Yo tuve mucha, mucha suerte hace ya algunos años porque siempre creo que el Espíritu vino a mí. Fue uno de los momentos más hermosos de mi vida, una sensación de felicidad absoluta, un estado de paz tan increíble, que me hizo pensar que Dios estaba allí conmigo.

Sin embargo ahora mismo no me encuentro muy allá, no soy capaz de sentirme bien. Mi padre no está bien y la situación en casa es tensa. Quisiera sentir paz, sobretodo para transmitir alegría a los míos. Pero………

Ahora eso si, mi lamparita de luz sigue brillando en mi interior. Y como ya dije, ahora soy yo la que no la veo, no veo a mi Espíritu. Pero sé perfectamente que está ahí, que tan sólo debo esperar,  que aunque no lo entienda, el Señor siempre sabe lo que hace.

Así que sólo puedo felicitaros este bello día -para esto os prometo que nunca me faltarán fuerzas-  y desear que el Espíritu haya venido sobre vosotros.

Historia

Una mujer fallece y va al cielo. Cuando llega la recibe San Pedro, que le dice: “Pasa hija mía, ven, voy a enseñarte la morada que tenemos preparada para ti.” La mujer le sigue, pasan una puerta y enseguida ven una casa toda ella hecha de oro y piedras preciosas, y con unos ventanales grandes y hermosos a través de los cuales se podían ver unos muebles maravillosos, hechos de las más ricas maderas, y fabulosas alfombras. “¡Qué belleza! Vaya lugar más maravilloso para vivir!” Pero S.Pedro le dice: “No no, todavía no hemos llegado.” La mujer, extrañada, le sigue, y llegan a una hermosa casa hecha de cristal tallado, que brillaba bajo los rayos de un sol radiante “Fantástica!”dice la mujer. Pero de nuevo S.Pedro le contesta ”No hemos llegado”. La siguiente casa, algo más modesta, pero toda rodeada de flores y árboles frutales, hace que la mujer exclame: “¡Bueno, ésta es!” pero de nuevo se equivoca. Así, van visitando moradas, cada vez un poco menos atractivas, hasta que al fin S.Pedro dice: “¡Bueno, ahora si esta es tu casa!” la mujer queda horrorizada. Ante sus ojos aparece una casucha pequeña, oscura y sucia. “¿Pero, pero…es esta la casa que voy a tener..?” “…Para el resto de la eternidad, si hija. Piensa, ¿acaso en la tierra sembraste bondad y amor suficiente como para recibir su fruto en el cielo? Las casas anteriores están reservadas para aquellos que supieron ganársela haciendo lo que Dios dijo, AMANDO A SUS SEMEJANTES.”

…a buen entendedor…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

qué belleza! Vaya lugar más maravilloso para vivir!” pero S.Pedro le dice: “No no, todavía no hemos llegado.” La mujer, extrañada, le sigue, y llegan a una hermosa casa hecha de cristal tallado, que brillaba bajo los rayos de un sol radiante. “¡fantástica!”dice la mujer. Pero de nuevo S.Pedro le contesta ”No hemos llegado”. La siguiente casa, algo más modesta, pero toda rodeada de flores y árboles frutales, hace que la mujer exclame: “¡bueno, ésta es!” pero de nuevo se equivoca. Así, van visitando moradas, cada vez un poco menos atractivas, hasta que al fin S.Pedro dice: “¡Bueno, ahora si esta es tu casa!” la mujer queda horrorizada. Ante sus ojos aparece una casucha pequeña, oscura y sucia. “¿pero, pero…es esta la casa que voy a tener..?” “…para el resto de la eternidad, si hija. Piensa, ¿acaso en la tierra sembraste bondad y amor suficiente como para recibir su fruto en el cielo? Las casas anteriores están reservadas para aquellos que supieron ganársela haciendo lo que Dios dijo, AMANDO A SUS SEMEJANTES.”

……..a buen entendedor……….

…y otro

Ya os dije que unas cosas hacen olvidar otras………..

El himno que ahora leo no es poético, nada tiene que ver con el anterior, tan atractivo para mí. Y sin embargo las palabras de este himno tienen una fuerza increíble. Una fuerza tan grande, que al leerlo he sentido el empuje de Dios en cada palabra. Sin necesidad de rimas, este himno resultará pura poesía para quienes lo lean -como yo- con el corazón. Mirad, si no, sus dos últimas líneas:

Y el amor ponga en vela la esperanza/ hasta que Él vuelva.

¿¿No lo veis?? Dios nos empuja hacia el amor. Debemos amar y amar y amar, para  así mantener siempre nuestra llama de esperanza encendida, y siempre en vela, no nos vaya a ocurrir como a las doncellas necias.  Y Él volverá y encontrará esa esperanza,  esa fe en su venida. Y se alegrará, como tú y yo ahora.

 

Mañana es la Ascensión y ya no se leerá más el himno de la Pascua en el Diurnal. De este maravilloso y precioso himno es  de donde he ido extrayendo diversos fragmentos para mostraros lo bellos que eran. Bien, pues como me conozco y sé que los himnos futuros serán también muy lindos y me harán olvidar éste, no puedo dejar de añadir una última estrofa fantástica:

Que nadie se sienta muerto/ cuando resucita Dios/ que si el barco llega al puerto/ llegamos todos con vos.

¡No me  digáis que no son palabras de esperanza! De fuerza, de ánimo, de compañerismo, de seguridad. Dios nos está asegurando que nuestro camino no será en vano, que si el barco llega al puerto _y llegó_ llegaremos todos. ¡Qué gran alegría!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡Jolín, menudo himno!!!!!!!

PD: recomiendo su lectura. Es tan poético…

Hola

Hoy he tenido bastante movimiento, así que mi inspiración es muuuuuy pequeña. Mis papis están mayores y no consigo aceptarlo. Hoy mi madre ha tenido que ir a urgencias -con final feliz, gracias  Dios-. Toda esta situación me entristece.

Pero ¿sabeis qué? Por muy mal que esté, por mal que me sienta, siempre tengo mi pequeña luz, llamada Dios, guardadita en el corazón. Y aunque en momentos como éste no logre  verla, ella lucha por lucir cada vez más fuerte y abrirse paso entre tanta oscuridad. Porque ya sabeis, la luz brilló en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron.

Así que todo el que se sienta mal, que busque su luz, porque ahí está.