Mañana es la Ascensión y ya no se leerá más el himno de la Pascua en el Diurnal. De este maravilloso y precioso himno es  de donde he ido extrayendo diversos fragmentos para mostraros lo bellos que eran. Bien, pues como me conozco y sé que los himnos futuros serán también muy lindos y me harán olvidar éste, no puedo dejar de añadir una última estrofa fantástica:

Que nadie se sienta muerto/ cuando resucita Dios/ que si el barco llega al puerto/ llegamos todos con vos.

¡No me  digáis que no son palabras de esperanza! De fuerza, de ánimo, de compañerismo, de seguridad. Dios nos está asegurando que nuestro camino no será en vano, que si el barco llega al puerto _y llegó_ llegaremos todos. ¡Qué gran alegría!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡Jolín, menudo himno!!!!!!!

PD: recomiendo su lectura. Es tan poético…