M.R.III

SEGUNDO

Esta noche al acostarme, no dejaba de dar vueltas a mi sueño del día anterior:  si ocurrió de veras, si un ángel me visitó,  ¿vería mi fe? espero que si… Me dormí. Una chica  con aspecto de total felicidad, corría por un campo lleno de flores. Llegó hasta un cabaña. La seguí. Ella golpeó la puerta. Fueron tres llamadas ¡toc toc, toc! Vi cómo la chica llamaba, sin embargo dónde resonaron los golpes con fuerza fue en mi interior.

__¿si? me escuché responder  a mi mismo, y entonces la voz más dulce que jamás haya oído, me dijo:

__Sé que tienes fe. El ángel me lo contó. Yo la llevo en mi seno, y su Padre le cuida. Como a ti. Pero cuando despiertes, te enfrentarás a mil pruebas que te harán caer. Por eso vine, para levantarte.

Yo me asusté, pero enseguida reaccioné y creí entender. Balbuceando, le dije:

__¡Si! es cierto que me dejo llevar, que peco, que caigo.

__Y siempre te levantas .¿Me dejas seguir contigo?

__Claro, no sólo te dejo, te lo ruego. Tus palabras me llenan de…

Y de pronto estaba sólo. Dentro de la casa se oían voces alegres, alteradas, emocionadas. Yo también me sentí alegre, sin saber bien por qué. En cuanto desperté, entendí perfectamente por qué sentí esa alegría.

Anuncio publicitario

M.R. II

………….

–.porque la que yo tengo está dentro de mí, y…

__¿y?

__ bueno no sé, quizás ésta no puedas verla.

___  tú la ves ¿no?

Le miré fijamente meditando sus palabras. Al cabo de unos minutos, tiempo en que mi Ángel mantuvo una sonrisa bastante paciente, aunque no del todo, finalmente dije: Si

El ángel seguía sonriendo, ya más aliviado, y bajando de  la ventana, se colocó frente a mí diciendo:

__ Bueno, perfecto. Entonces ¿Puedo mirar ya ?

Ahora si le noté impaciente ; él se percató de mi turbación y con dulzura me explicó:

__ Veràs, los ángeles tenemos que mirar de vez en cuando los corazones de las personas para comprobar si de verdad tienen fe.

___ ¡yo la tengo, la tengo! pero ¿ y la buena nueva?

__ Ésa es la que le daremos a Dios, si de verdad  encontramos tu fe allí.

__ ¡ Pero…pero la historia no es así!

__ estás en un sueño ¿no? tú mismo lo dijiste para no tener miedo y acercarte a mí.

__ ¿Cómo sabes eso? sólo lo pensé…

De pronto tenía mucho sueño, mientras notaba cosquillas en el pecho. Cuando desperté, miré hacia la ventana, pero no vi a nadie. ¿De veras vi un ángel ? ¿Realmente estaría perdido o fue sólo una argucia para que me acercara? Tal vez el perdido fuera yo…y él me encontró. Eso si,  me sentía bien, muy bien. Eso hizo que mirara a la virgencita dentro de mi corazón, y de repente la oí decir «hágase en mí según tu palabra».

 

 

Mis rosarios I

Hola

Creí haberos escrito un día desde Marbella, pero al no ver la entrada supongo, sin extrañarme, que algo no salió bien. Y si digo que no me extraño es porque conozco bien mis limitaciones «técnicas» y mi torpeza en estos temas. Donde sin duda no existen límites es en mi amor por Dios y  por el prójimo. y queriendo que ambas partes se sientan satisfechas, voy a aventurarme en escribir, en forma de cuento,  algo que me parece hermoso, y hacia lo cual tengo  un enorme respeto, y desde esa perspectiva ficticia ha de verse mi historia,  que se llama MIS ROSARIOS

___ misterios de gozo

PRIMERO

En mi sueño,  un ángel bajaba del cielo   y venía a sentarse en el poyete de la ventana. Cuando me fijé en su aspecto desconcertado y pude atisbar su preocupado semblante, muy decidido me levanté y fui rápidamente hacia  él. Tal vez  parezca mentira que no sintiera miedo  hacia  algo que sólo había visto en cuadros pero después de todo estábamos en un sueño, y en los sueños nunca se siente miedo a nada. Además, lo que sí sentí fue un irrefrenable deseo de ayudarle.

__ ¿Qué te ocurre angelito, te perdiste?

Me miró desconsolado, asintiendo con la cabeza, y susurró:

__Si, fui enviado en busca de una Virgen para anunciarle…

__ una buena nueva ¿verdad?

__Siiii. ¿Sabes dónde está? ¡¡¡Llévame, llévame  !!!!

Estaba eufórico. Para calmarle, contesté:

__ ¡¡¡Claro que lo sé!!!

Él me sonrió. Yo le dije   que  en  mi corazón había una, pero que  no creía que le  valiera. Mirándome fijamente, dijo:

__ ¿por qué lo crees? ………………..

 

Marbella

Bueno, mañana me voy a Marbella con tooooda la familia. Tengo muchas  ganas. Sé que soy muy afortunada y nunca lo olvido. Doy gracias al Señor por todo esto y procuraré con todas mis fuerzas recordarlo  continuamente. Si en mis momentos malos siempre recurro a Él, ¿Cómo dejar de hacerlo en los momentos buenos?  Es Él quien nos regala esos momentos. Seamos agradecidos.

Nivel

¡Qué nivel, Maribel! Pensaba que desde que me fui hasta ahora no volvería a escribir. Pero un día en el balneario me di cuenta que si instalaba  WordPress, podría escribir una entrada. ¡Oye, que lo hice! Si si, aunque no lo creáis, soy nula para estas cosas. Afortunadamente resultó sencillo. Y pude escribir mi anterior entrada en mi blog… Desde luego, las nuevas tecnologías son increíbles. A mí muchas veces me dan la vida. Pero ¡ojo! Es verdad que nos ayudan a todos,  por lo menos a mi -como persona con movilidad reducida-, me facilitan un sinfín de tareas. Pero por favor, tú, si Dios te ha regalado la capacidad de usar libremente tus piernas, no creas que esto es tu vida. No. Es sólo una herramienta que te simplifica el trabajo y te hace ganar tiempo. Usa ese tiempo en salir fuera a caminar, a hablar con los demás, saltar, correr.  ¡Eso sí que es vida!