himno

Amo, Señor, tus sendas, y me es suave la carga
(la llevaron tus hombros) que en mis hombros pusiste;
pero a veces encuentro que la jornada es larga,
que el cielo ante mis ojos de tinieblas se viste,
que el agua del camino es amarga…, es amarga,
que se enfría este ardiente corazón que me diste,
y una sombría y honda desolación me embarga,
y siento el alma triste hasta la muerte triste…
El espíritu débil y la carne cobarde,
lo mismo que el cansado labriego,
por la tarde, de la dura fatiga quisiera reposar…
Mas entonces me miras…, y se llena de estrellas,
Señor, la oscura noche; y detrás de tus huellas,
con la cruz que llevaste, me es dulce caminar.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo, amén .

Anuncio publicitario

¡Hi!

¡Hola!

Estoy de paso por Madrid.  pasado mañana me voy s San Juan. Mi hermana me ha dicho que nos llevamos todo el equipo. Eso espero. porque no podrís imaginar lo que me  costó meter lo de la Salve. Y eso que manejo «malquebiien» el teclado del móvil, porque cuando empecé, pensé que nunca lo lograría. Pero comprobé que todo es acostumbrarse. De todos modos es un lío…

Pero hoy  aprovecho y os cuento que aunque tuve un día chungo, la Fuerza del Señor siempre estuvo ahí.

Y siempre estará.

Para todos.  Los que le busquen, claro.

 

Señor, ¿en dónde vives?»
«Ven, y verás.» Y yo te sigo y siento
que estás… ¡en todas partes!,
¡y que es tan fácil ser tu compañero!

Salve retocada

Hola, ya estoy aquí, en Baños de Fitero, como cada año desde 1994.

Me resulta algo complicado escribir desde el móvil, pero esta mañana mientras me ponían unas corrientes en el gimnasio, como debía permanecer inmóvil, aproveché para rezar, y cuando llegué a la Salve, con permiso de los de «.arriba»,pensé que una oración dedicada a LA mujer por excelencia, no parecía justo que tuviera partes tristes . Así se me ocurrió esto:

«A ti llamamos LOS HIJOS DE LA TIERRA»

«A ti suplicamos RIENDO Y GOZANDO EN ESTE LINDO VALLE QUE TÚ, LLENA DE GRACIA, NOS DISTE»

«Y después de ÉSTE, TU REGALO DE NUESTRA BELLA TIERRA»

¿Qué tal os parece? Por supuesto es tan sólo una mera ilusión mía, la oración auténtica es preciosa .

¿ Pero a que quedaría chula?

Para ti, Dios

Yo por ti Señor me muevo,/ y tú, mi adorada espiga,/ de oro y de fuego bruñida,/ rechazas mi mundo nuevo,/ y con gran dulzura clavas/ en mi alma tu azadón/ buscando el hondo perdón,/ que yace lejos dormido / y despierta enardecido/ para gritar ¡SALVACIÓN!/ Vengan todos mis hermanos/ y sientan la fuerza que mana/ y con amor se derrama/ en las palmas de sus manos,/ que nunca puedan espadas/ derrotar Santa Justicia,/ que por siempre y con delicia/ saboreemos tu Fe/ que si tarde la encontré / pronto la entendí propicia.

Adiós . ..

¡Se acabó! ¡Por fin! Estos últimos días han sido para mí un auténtico suplicio. Todo mi cuerpo se resintió y mis miembros apenas me obedecían. Toda yo me sentía tan mal . . . Pero hoy desperté y… Todo funciona . Incluso mejor, mucho mejor.

¿Cómo no voy a estar feliz si Dios no deja de sorprenderme? Cada día me doy más cuenta de que Dios no es estático sino dinámico, no está sólo para que le adoremos sino para que le admiremos. Yo la la primera, no dejo de admirar y sorprenderme ante Su grandeza. Gracias Señor.