MH IV

Cuando digo que mucha gente pensará que el tiempo lo cura todo, es porque de aquella visita hace más de 18 años, y lógicamente son muchos para seguir deseando lo mismo día tras día, mes tras mes, año tras año…¿acaso no es mejor resignarse? ¡Claro que no! Lo que a mí me ha ocurrido va muuuuuuy por delante de esa idea: Dios me ha regalado un don. Uno maravilloso. ¿Sabes cuál? la alegría. Pero no una alegría cualquiera, no. Ésta es LA ALEGRÍA CON MAYÚSCULAS. Porque va mucho más allá de su nombre. Ella  es quien permite  que me sienta tranquila con mi cuerpo, y en especial con mi cara. ¡Ojo! no me resigné. Me acepté. Y no sólo creo que es mejor así, sino que con tanta desgracia como hay ahora mismo, considero que  OBLIGATORIAMENTE debo sentirme una  privilegiada por todo  lo que tengo, y me debo aceptar. Y si encima lo hago con la alegría que Dios me ha dado…¡imagínate!

Y tú también lo eres  porque si me estás leyendo es que tienes ordenador o algo así. ¿Privilegiado o no?

MH III

Un hecho puntual que recuerdo bien -y conservo en mi memoria- fue la visita a un médico, cirujano creo, a quien  visité para ver si podía hacer algo con mi nariz, que tenía muy torcida por aquellos entonces. Al escuchar todas sus posibilidades,, estallé a llorar. Pienso que fue un momento clave de mi vida.Un  antes y un después. Pero yo sólo vi el antes. ¿Por qué debía arreglar mi nariz? ¿Por qué visitaba un cirujano? ¿Por qué mi cara, mi  cuerpo, mi vida, habían cambiado? ¿Por qué? Si bien recuerdo con bastante nitidez ese instante, quiero recalcar que a día de hoy, me importa bastante poco el aspecto de mi cara. Ya sé que muchos pensarán que el tiempo todo lo cura. Puede. De hecho, yo creo que esa afirmación es bien cierta. Pero creo más en otra otra teotía: la teoría del después. Más de veinte años llevo así, y desde el principio Dios comenzo a cambiar el antes y el después, y consiguió que ganara el después. y ¿sabeis qué? Me salvó.

Mi Historia I y II

Aquí empieza mi historia

Cómo hace tanto que escribí esto – 5 meses-  os lo vuelvo a mandar, pues tengo intención de retomar de nuevo mi historia. Y quiero que recordéis bien el principio.

 

Hasta los 22 años estuve  físicamente bien. Mentalmente mi Fe religiosa se asentaba en una enseñanza desde niña del catolicismo, una Primera Comunión que casi ni recuerdo, una posterior adolescencia muy alocada -yendo a misa y poco más- y una Confirmación donde creo haber tenido mi primer contacto con El Espíritu Santo,  pero que olvidé rápidamente. Recuerdo haberme arrodillado ante el entonces obispo, y cuando él me bendijo noté como un escalofrío, pero agradable, que entraba en mi cuerpo. El Señor me llamaba, pero yo, tonta de mí, le dejé escapar y preferí continuar con mi vida habitual, es decir, un derroche total de tiempo ocupado al cien por cien en deleites mundanos. Quiero destacar algo importante: Dios ya me había localizado. Quería algo de mí pero yo me hice la loca, ni me enteraba. Mí último novio -allá por los 20 años-  profetizó sin buscarlo una gran verdad: y es que nadie sabe lo que pueda ocurrir. Sólo Dios. Yo le dije que como todo nos iba muy bien, acabaríamos los estudios, nos casaríamos, tendríamos hijos, seríamos felices y comeríamos perdices. El me dijo que no adelantara acontecimientos porque nuestro futuro no está  en nuestras manos. ¡Cuánta razón tenía! Faltaba muy poco para que todo cambiase.

Y actualmente, sólo muy actualmente,  diría que para mejor.

 

…Actualmente, claro.

Porque no creo que entonces pensara lo mismo. Bueno, de hecho,  no creo que los primeros años tuviese tiempo –ni fuerzas-  para pensar nada ya que debía recuperarme a marchas forzadas, que me quedé hecha un higo. Fue todo tan repentino que ni me di cuenta. Sólo recuerdo hechos puntuales, momentos lúcidos en que notaba que todo era distinto. Y no me gustaba. ¿Y entonces cómo sé todo esto? ¿Cómo puedo decir que fue un cambio para mejor? Porque lo fue. Ahora lo sé  Pero ¿Cómo? Pues por algo que ya conocéis: mis escritos. Digo yo ¿Cómo podía escribir unos pensamientos tan razonados, tan positivos, cuando mi mente estaba tan borrosa?  ¿Cómo? Pues yo lo tengo muy claro. Fue Dios quien me ayudó a escribir. Él me dio las fuerzas que entonces no tenía. Y esto lo digo sencillamente porque no se me ocurre otra explicación, ¡Ah! Y además lo sé porque escribí que Dios  me estaba ayudando. Pero os prometo que no lo consigo evocar.

Espero que os guste ¡¡¡Feliz finde!!!

cruz1.jpg



cruz2.jpg



cruz3.jpg

Señor, es demasiado pesada, por favor dejame cortarla un poquito

cruz4.jpg



cruz5.jpg



cruz6.jpg



cruz7.jpg

Señor, por favor, córtala un poquito más y podré cargarla mejor

cruz8.jpg



cruz9.jpg

Señor, muchas gracias…

cruz10.jpg



cruz11.jpg



cruz12.jpg

Usa esto como puente y cruza por encima

cruz13.jpg

Ahhh, es demasiado corta y no puedo cruzar…

cruz14.jpg
cruz1.jpg



cruz2.jpg



cruz3.jpg

Señor, es demasiado pesada, por favor dejame cortarla un poquito

cruz4.jpg



cruz5.jpg



cruz6.jpg



cruz7.jpg

Señor, por favor, córtala un poquito más y podré cargarla mejor

cruz8.jpg



cruz9.jpg

Señor, muchas gracias…

cruz10.jpg



cruz11.jpg



cruz12.jpg

Usa esto como puente y cruza por encima

cruz13.jpg

Ahhh, es demasiado corta y no puedo cruzar…

cruz14.jpg

Sólo hay una salida para los sufrimientos…pasando por ellos,
Dios nunca te dará más de lo que puedes cargar.
Así que carga tu cruz y regocíjate en el premio.
Aprendamos a cargar nuestra cruz sin renegar y sólo pidamos al Señor fuerza y fortaleza
para salir adelante y salir triunfadores.
Cualquiera sea tu cruz,
Cualquiera sea tu dolor,
siempre habrá un resplandor , un atardecer,
después de la lluvia …..
Quizás puedas tropezar,
quizás hasta caer…..
Pero Dios siempre está listo
a responder a tu llamada ……
Dios siempre enviará un arco iris
después de la lluvia.

Sólo hay una salida para los sufrimientos…pasando por ellos,
Dios nunca te dará más de lo que puedes cargar.
Así que carga tu cruz y regocíjate en el premio.
Aprendamos a cargar nuestra cruz sin renegar y sólo pidamos al Señor fuerza y fortaleza
para salir adelante y salir triunfadores.
Cualquiera sea tu cruz,
Cualquiera sea tu dolor,
siempre habrá un resplandor , un atardecer,
después de la lluvia …..
Quizás puedas tropezar,
quizás hasta caer…..
Pero Dios siempre está listo
a responder a tu llamada ……
Dios siempre enviará un arco iris
después de la lluvia.

Trébol de frases

¡Mirad qué tres frases guardé hace años!

 

Le dije al almendro que me hablara de Dios y comenzó a florecer.

La herida causada por una lanza se puede curar pero la causada por la lengua, es incurable.

Es una locura amar, a menos que se ame con locura.

 

¡resucitó!

FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!

 

 

Resucitar es dejar que la Nueva Vida nos empape de un CORAZÓN NUEVO.

Resucitar es acercarse a todas las Galileas de la historia para compartir la ALEGRÍA de sentir a CRISTO vivo en lo más hondo.

Resucitar es seguir quitando las losas de la injusticia, tristeza y muerte que encierran a tantos hermanos.

 Vivamos resucitando.

 

Fermín Negre

 

Viernes Santo

Hoy es Viernes Santo.

Es un día para meditar.Y no  comemos carne.

¡Pero es que a mi no me supone ningún esfuerzo! Prefiero mil veces tomar pescado. Entonces ¿Hago yo   un sacrificio no comiéndola? ¡Ninguno! Creo    que  el sacrificio debe salir de tu corazón, demostrando que tú también quieres acompañar a Jesús en su sufrimiento haciendo aquello que te cuesta, te disgusta, algo que nunca harías de motu propio, pero que hoy haces encantado porque Dios te lo manda: no quiero Señor, pero hágase en mí según tu palabra.

Ira no

Si eres paciente en un momento de ira, escaparás a cien días de tristeza.

proverbio japonés

Es hermoso ¿no? Y desde luego, muy recomendable. Para este tiempo de Cuaresma  y Pascua yo diría que es casi obligado, y para toda la vida creo que también. Sobretodo porque la ira me da miedo, especialmente cuando la escucho de labios de un ser querido. Me produce tanta pena ver cómo malgastan su tiempo, su forma de pensar, sus palabras, su energía,  pudiendo utilizar todo esto de un modo correcto y pacífico que, como decían los japoneses, nos haría sonreir.

Os pido que no seais iracundos, y busquéis la paz en todo momento.

San Agustín II

Releyendo el texto de San Agustín, me parece demasiado interesante su crítica a la sociedad de su tiempo. Por eso os mando el fragmento completo.

Al final, la historia se repite ¿no?

 

Sin la virtud de la justicia, ¿Qué son los reinos sino unos execrables latrocinios? Y éstos, qué son sino unos reducidos reinos?. Estos son ciertamente una junta de hombres gobernada por su príncipe la que está unida entre sí con pacto de sociedad, distribuyendo el botín y las conquistas conforme a las leyes y condiciones que mutuamente establecieron. Esta sociedad, digo, cuando llega a crecer con el concurso de gentes abandonadas, de modo que tenga ya lugares, funde poblaciones fuertes, y magnificas, ocupe ciudades y sojuzgue pueblos, toma otro nombre más ilustre llamándose reino, al cual se le concede ya al descubierto, no la ambición que ha dejado, sino la libertad, sin miedo de las vigorosas leyes que se le han añadido; y por eso con mucha gracia y verdad respondió un corsario, siendo preso, a Alejandro Magno, preguntándole este rey qué le parecía cómo tenía inquieto y turbado el mar, con arrogante libertad le dijo: y qué te parece a ti cómo tienes conmovido y turbado todo el mundo? Mas porque yo ejecuto mis piraterías con un pequeño bajel me llaman ladrón, y a ti, porque las haces con formidables ejércitos, te llaman rey”.

San Agustín

 

 

Sin la virtud de la justicia, qué son los reinos sino unos execrables latrocinios?

y por eso con mucha gracia y verdad respondió un corsario, siendo preso, a Alejandro Magno, preguntándole este rey qué le parecía cómo tenía inquieto y turbado el mar, con arrogante libertad le dijo: y qué te parece a ti cómo tienes conmovido y turbado todo el mundo? Mas porque yo ejecuto mis piraterías con un pequeño bajel me llaman ladrón, y a ti, porque las haces con formidables ejércitos, te llaman rey”.

San Agustín, La Ciudad de Dios, Tomo I, Libro Cuarto, capítulo IV.

 

¿no me digáis que no es de plena actualidad?