M.R.XVII

..………….

Empezó a sonar en mis oídos una melodía dulce y suave que, acompañada de una especie de neblina, me transportó a un estado de letargo en el que, como en un sueño dentro de mi sueño, sentí  unas ganas tremendas de llorar y a la vez una felicidad tal, que mi corazón creyó estallar de alegría. Vi a aquellos hombres, y por la expresión de sus caras llenas de luz, parecían haber tenido una experiencia similar a la mía. Quise saber más, pero me dormí.

 

Como un niño

Ayer volví  de una convivencia en Cercedilla con mi comunidad neocatecumenal que comenzó temprano el viernes, por eso no os pude escribir. Fue increíble, preciosa. Pero no es de eso de lo que os quiero hablar. No. Es más bien de la víspera, del jueves por la noche. Y es que me ocurrió algo maravilloso: No me podía dormir de lo nerviosa que estaba. ¿Y sabeis por qué? Porque al día siguiente tenía una convivencia, y deseaba tanto que empezara…   Como un niño esperando los regalos de Los Reyes Magos, nervioso por si vendrán, y sin poder pegar ojo. Así estaba yo. Como un niño. ¿Y no dijo Jesús que nadie que no piense como un niño podrá entrar en el Reino de los Cielos? Pues yo creo que el jueves me conseguí, si no mi pasaje entero, sí un buen trozo.

M.R.XVI

Primero de todo, quiero disculparme  porque en mi entrada M.R.XV escribí el segundo misterio de Luz, cuando correspondía el segundo de gloria. Creo y espero haberlo solucionado, pues quité el incorrecto y en su lugar escribí el segundo de gloria, que hoy continúo.

TERCER MISTERIO DE GLORIA

Tanto   llanto me dio sueño, y soñé algo verdaderamente hermoso: me encontré ante un grupo de hombres que parecían llorar como yo lo había hecho. Esta vez    no intenté consolarles pues parecían abstraídos en sus pensamientos. Y de     pronto ocurrió algo mágico

..………………….

y II

Quiero explicar mi blog d ayer, porque según veo, el  fin de la gasolina, no será demasiado  bueno para la economía, el sector laboral…en fin,  ni idea, porque yo de todo ese no entiendo casi. Yo sólo quería decir que si los coches son eléctricos, se acabarán  los malditos tubos de escape y su humo tan contaminante. Esa es la que yo creo buena noticia: un mundo  más limpio, más como sería en La Creación.

el futuro

He leído que para 2050 no habrá ya gasolina, porque prohibirán los coches que la usen. Otra gran noticia es que, según dicen, para esa fecha se terminarán TODOS los problemas del cambio climático: CERO EMISIONES. Y también se reducirá la pobreza en el mundo. Parece un futuro esperanzador. ¿Llegaremos?. Para entonces, si Dios quiere claro, tendré 78 años. Pero no pienso en mí, pienso en mis sobrinas, que tendrán las tres menos de cincuenta, con hijos y ¿nietos? Si llegan, ya podrán dar gracias a Dios, porque con la que está cayendo, no es fácil imaginar eso. Ahora, con FE, debemos creerlo y no sólo desearlo. Porque Él todo lo puede.

M.R.XV

SEGUNGO MISTERIO DE GLORIA

Sin saber qué hacer, volví a la cueva y me tumbé. En seguida me levanté de un impulso. y saliendo fuera,  la seguí. Estaba seguro de que algo grande iba a pasar. Esos ojos… me lo decían todo.  Y tuve razón.   No pude acercarme lo suficiente pero  de la conversación entre la chica y unos hombres surgió una alegría tan grande , que se me quiso contagiar y, cerrando los ojos, empecé a respirar  un aire tan limpio y puro que  me llenó todo el cuerpo,  haciendo que mis piernas se doblaran y mi mente empezara a nublarse. De repente un empujón de seguridad me obligó  a incorporarme. Ya de pie y con la cabeza despejada,  vi que no  había nadie allí. Instintivamente miré al cielo. y lo vi tan bello, que me  eché a llorar.

Himno

Sólo desde el amor
la libertad germina,
sólo desde la fe
van creciéndole alas.
Desde el cimiento mismo
del corazón despierto,
desde la fuente clara
de las verdades últimas.
Ver al hombre y al mundo
con la mirada limpia
y el corazón cercano,
desde el solar del alma.
Tarea y aventura:
entregarme del todo,
ofrecer lo que llevo,
gozo y misericordia.
Aceite derramado
para que el carro ruede
sin quejas egoístas,
chirriando desajustes.
Soñar, amar, servir,
y esperar que me llames,
tú, Señor, que me miras,
tú que sabes mi nombre.

No perdamos la esperanza

No deben engañarnos las falsas esperanzas. En efecto, mientras no desaparezcan las enemistades y los odios y no se concluyan pactos sólidos y leales para el futuro de una paz universal, la humanidad, amenazada ya hoy por graves peligros, a pesar de sus admirables progresos científicos, puede llegar a conocer una hora funesta en la que ya no podría experimentar otra paz que la paz horrenda de la muerte. La Iglesia de Cristo, que participa de las angustias de nuestro tiempo, mientras denuncia estos peligros no pierde con todo la esperanza; por ello, no deja de proponer al mundo actual, una y otra vez, con oportunidad o sin ella, aquel mensaje apostólico: Ahora es tiempo favorable, para que se opere un cambio en los corazones, ahora es día de salvación.

Este texto procede del Concilio Vaticano II, hace más de cincuenta años. No voy a decir nada, pues sería repetirme, sobre la actualidad (efectiva) del escrito, sino de algo que veo esperanzador: si desde los años 60 venimos intentando instaurar la PAZ y, sin conseguirlo, Dios , como su iglesia, no pierde la esperanza y con su increíble misericordia nos permite seguir intentándolo, creo que debemos estar alegres, seguir buscando la paz, sin perder la esperanza, como Él.

FELIZ CON MAYÚSCULAS

Feliz,, feliz,  feliz  ….

Siento tanta felicidad, que me impulsa a contároslo, ¡pero ya!; es como si el mal se hubiera erradicado de la tierra, nadie pasara necesidad y el mundo se hubiera convertido en un lugar como Dios manda, y nunca mejor dicho. ¡Qué deseo maravilloso verdad?

Dice mi hermana que estoy· «pasada de medicinas para levantar el ánimo.» Vamos, cómo los drogatas, pero mi única  «droga» es Dios. Él es quien me hace sentir así y me dice que lo cuente. Así que porfa, tú que me lees, manda  esto a tus amigos, para que conozcan el milagro de tener a Dios.