M.R.XIX

……..….

… todo de pronto, quedó en calma. Mi corazón, ya tranquilo, con suavidad hizo a un  lado la alegría para dejar paso  a mi virgencita, que si bien quiso ascender, dejó  por siempre  su esencia en mi  alma.

Arriba en el cielo, Dios sonrió.

MR XVIII

Continúo los  misterios de gloria que dejé ¡el 28 de noviembre de 2018!

cuarto misterio de gloria

Tuve una sensación rara: sí, me había dormido, pero me pareció que continuaba en mi estado de letargo porque seguí viendo esa neblina de hacía un rato e incluso notaba la misma sensación de alegría: los hombres iban desapareciendo, eran cada vez más pequeños, y sin embargo aquella alegría era mayor en mi corazón. Tanto que parecía crecer y crecer, arriba,  arriba… se desbordaba. Mi corazón flotaba en una alegría que seguía creciendo sin parar, y cuando pareció que iba a estallar…

…,….…….

Más frases

Os mando otras tres

«Felices los que saben escuchar y callar, porque aprenderán cosas nuevas.” (Santo Tomás Moro)

“Felices los que son suficientemente inteligentes, como para no tomarse en serio, porque serán apreciados por quienes los rodean.” (Santo Tomás Moro)

“Felices los que están atentos a las necesidades de los demás, sin sentirse indispensables, porque serán distribuidores de alegría.” (Santo Tomás Moro)

 

No te rindas

¿Os acordais de mi propósito para año nuevo? La poesía de Mario B . Su consejo es el mío: «NO TE RINDAS». Y así lo hago, no me rindo. Y eso significa no sólo intentar las cosas hasta que me salen -a veces si, a veces no-,  sino también no rendirme ante  los problemas, ante las dificultades, ante el dolor. Aceptar que todo eso está ahí, y hacerle frente sin miedo, porque a mi lado tengo a quien me protegerá siempre. Y tú también.

Frases de Santo Tomás Moro

Empiezo a mostraros unas frases de Santo Tomas Moro  que son maravillosas

Felices los que saben reírse de sí mismos, porque nunca terminarán de divertirse.” (Santo Tomás Moro)

“Felices los que saben distinguir una montaña de una piedrita, porque evitarán muchos inconvenientes.” (Santo Tomás Moro)

“Felices los que saben descansar y dormir sin buscar excusas, porque llegarán a ser sabios.” (Santo Tomás Moro)

comparto

Como no, comparto con vosotros esta preciosidad:

Ando por mi camino, pasajero,
y a veces creo que voy sin compañía,
hasta que siento el paso que me guía,
al compás de mi andar, de otro viajero.
No lo veo, pero está. Si voy ligero,
él apresura el paso; se diría
que quiere ir a mi lado todo el día,
invisible y seguro el compañero.
Al llegar a terreno solitario,
él me presta valor para que siga,
y, si descanso, junto a mí reposa.
Y, cuando hay que subir monte (Calvario
lo llama él), siento en su mano amiga,
que me ayuda, una llaga dolorosa.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu,
por los siglos de los siglos. Amén.

Más claro, agua

Estos versos son del himno de vísperas de  hoy:

Ahora que nos pagas,
nos lo das de balde,
que a jornal de gloria
no hay trabajo grande.

Es la parábola de  Jesús de los  jornaleros a quienes paga por igual, habiendo trabajado unos más  y otros menos. ¿Y qué es sino envidia? La que todos experimentamos cuando no recibimos lo   que creemos merecer, y son otros los que, no siempre con mérito, se lo llevan. Ahora bien, así reaccionamos los humanos, pero como bien dice el himno: a jornada de  GLORIA no hay trabajo grande. Y es que nunca habrá trabajo alguno, por grande que sea, siempre y cuando sea hecho con amor, que merezca el «jornal» de Cristo. Simplemente, creo yo, porque  el llamado jornal de Gloria equivale al amor que Él nos da, y eso es sencillamente impagable. Y encima se  lo da a todos  por igual.

Más claro, agua

 

Otro año

Se acabó la Navidad.

No a todos les gustan estas fechas: evocan malos momentos vividos en anteriores fiestas navideñas, y parece que estos días avivan esos recuerdos. A mí me encantan. Y no será por no haberme sucedido cosas feas, la última el fallecimiento de mi querido  padre un día de Nochebuena. Y otras, pero no es de eso que quiero hablaros. Creo que muchos son los motivos para estar alegre:   primero  es un cumpleaños. Uno no está triste en un  momento así. Y menos en ESTE cumpleaños, que además es singular, porque ya celebra ¡2019! Y bueno, los demás motivos son  archisabidos: se juntan los familiares, o los amigos, la alegría de los niños, las  luces, el turrón …-es que a mí me chiflan–.En fin, mogollón.  Y encima, esta celebración tan Divina…

 

propósito para 2019

Hermosa poesía de Mario Benedetti

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.