Laudes mágicos

Este domingo fui con mi comunidad a celebrar los laudes en la  plaza de Manuel Becerra.

Fue fantástico. De las mejores experiencias que he tenido. Si bien es cierto que ya  llevan varios domingos haciéndolo, también diré a su favor que  si repiten,   por algo será…Para mí fue la primera vez, y ¡qué pena no haber podido ir con lo lindo que es.!Sólo rezando en comunidad, a puerta cerrada. ya se siente la presencia de Dios. Bueno, pues al aire libre imagina: Con sólo subir los ojos hacia una nube, puedes ver con tu corazón a Dios sentado y escuchándonos, mientras las notas de la guitarra flotan por el aire buscando y trayendo PAZ. La misma paz que nos llenó el alma a todos los que tuvimos el privilegio de alabar con nuestros laudes a Cristo.

dos lobos

Esto lo conservo desde hace 7 años. Me gustaría que lo leyerais.

DOS LOBOS

Probablemente la mejor definición de la vida que he leído


Una mañana, un abuelo  le contó a su nieto acerca de una batalla que ocurre en el interior de las personas.  El dijo, «Hijo mío, la batalla es entre dos lobos dentro de todos nosotros.  «Uno es Malvado  Es ira, envidia, celos, , pesar, avaricia, arrogancia, autocompasión, culpa, resentimiento orgullo, mentiroso, falso, soberbio ,altivo, vanidoso, superioridad y ego.  «El otro es Bueno –  Es alegría, paz, amor, esperanza, serenidad, humildad, bondad, sencillez  , empatía, generosidad, verdad, compasión y fe.» El nieto lo meditó por un minuto y luego preguntó a su abuelo: “¿Qué lobo gana?” El abuelo respondió,

«Aquél al que tú alimentes.»

 

MH VI

Creo que tuve suerte con mi novio. el mismo del que ya hablé. Permaneció a mi lado los cuatro primeros años de mi enfermedad. Sin duda los peores. Pero su presencia fue vital para mí. Como si me diera un motivo para recuperarme. Y curiosamente, cuando me dejó, pensé lo mismo, sólo que entonces el motivo fui yo, sólo yo. Como siempre, Dios cambiando las ideas: entonces pensé -y lo mantengo ahora-, que era lógico que mi novio me dejara. Teníamos veintipico años. Yo no salía mucho. Él, como es normal a esa edad, si. Y conoció otra, una que le daría  una vida como siempre soñó. Y repito:  todo esto me lo creo y lo acepto. ¡De veras! Y creo a pies juntillas que todo va bien. Gracias a Dios, claro.

Si bien es cierto que la desgracia, unas veces provocada y otras totalmente inesperada, está siempre al acecho, no es menos cierto que la felicidad también lo puede estar. La gran diferencia está en que esta última SIEMPRE podemos provocarla. ¡¡A veeer!! No digo tonterías, no. Lo que pasa es que me refiero a la felicidad en pequeño, esa que se escribe en minúsculas -cuando se escribe, claro-  pero que nos ofrece unos resultados mayúsculos. Ésa es la buena, porque como esperemos la otra, nos  podemos sentar y ¿Quién sabe si nos levantaremos? Porque tal y como está el   patio, no sé yo…Per la otra es genial, igual de buena y, gracias a la fuerza que Dios nos da, que viene siempre  cargadita de dosis de alegría, la podemos ofrecer fácilmente  a todo el mundo, especialmente a quienes más la necesiten..

¿Y cómo obtengo yo esas fuerzas? Tú pídeselo…

Espectacular

Hoy me levanté y pensé: ¡Jo, qué bien estoy hoy! Y no os creáis que es un día excepciponal, no no. Me está pasando mucho últimamente. Supongo que recojo los frutos de lo sembrado.Porque si no…parece raro que me acechen estas ideas. Mira, no sólo creo que soy una privilegiada, sino que hasta pienso que es una suerte estar como estoy y muchas veces firmaría para continuar.

¡¡¡¡Esta tía está loca!!!!

Pues no. Aunque parezca increíble, Dios te cambia de tal modo que hasta llegas a ver tus desdichas como bendiciones. ¡Que siiii, que es cierto! ¿Tú crees que yo podría estar tan contenta si no lo fuera? Justamente por eso lo hace, porque siempre quiere lo mejor para nosotros. Pero claro…el que algo quiere, algo le cuesta. Pero vamos. que está «tirao». Sólo hay que amar mucho al Señor y tener una fe absoluta en ÉL, y te lo agradece de un modo espectacular, espectacular. ¡Prueba!

MH V

Al empezar a contar mi historia, no digo por qué me puse «malita». Supongo que habrá sido porque ya no le doy importancia…¡Pero ES mi historia! Es un  poco rollo, así que resumo:

Me dolía la cabeza. Fui a tres médicos, de los que obtuve diagnósticos demasiado simples. Por fin, me encontraron un tumor. Resulto benigno,   pero necesité radioterapia. Dos meses y medio. Salí cansada, delgada, pero mucho mejor. Al poco llegó la hecatombe .Un efecto de las radiaciones me llevó de nuevo al hospital. Y esperaban lo peor.

Pero no.

¿Veis cómo sé que Dios está conmigo?

Os dejo otra de mis «joyitas» recogidas en mis escritos. Esta me parece superinstructiva, y además creo que animará a muchos. Me apena no haber escrito el nombre de su autor, un santo, tal vez Sta.Teresa…

Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;
respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho:
Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte

 

Dios y Sol

En un himno de la Pascua, al hablar del tiempo que pasó Cristo sepultado, dice:

nunca tan adentro  / tuvo al sol la tierra

¡hermosa metáfora! Me parece precioso comparar a Dios con el sol, máxime cuando yo de siempre he pensado lo mismo, que Dios es el mismo sol; tal vez lo crea porque el sol nos da la vida con su luz, igual que Dios.

Un amigo hoy, hablándome del sentido etimológico de los días me dice -entre otras cosas-  que «domingo» proviene del latín dominicus dei es decir día del señor. Pero en la antigua Roma se llamó «dies solis»,es decir, día del sol.

Yo quería hablaros de Dios y del sol, a mi parecer unidos, y sin conocer mi intención, mi amigo me lo confirma…¡qué suerte tengo!