Marbella

Bueno, mañana me voy a Marbella con tooooda la familia. Tengo muchas  ganas. Sé que soy muy afortunada y nunca lo olvido. Doy gracias al Señor por todo esto y procuraré con todas mis fuerzas recordarlo  continuamente. Si en mis momentos malos siempre recurro a Él, ¿Cómo dejar de hacerlo en los momentos buenos?  Es Él quien nos regala esos momentos. Seamos agradecidos.