Mi fuerza

Estoy cansadísima. Como ya dije, he perdido fuerza en mis brazos. Como es lógico quiero recuperarla. Para ello debo hacer unos ejercicios, los mismos todos los días. Es agotador. Y exasperante porque no siempre salen bien.

Pero yo sigo, siempre seguiré adelante porque tengo quien me ayude y en quién mirarme. Con ´´el comparto sus momentos tristes, de dolor intenso, que me hacen ser consciente de lo mucho que me ama. Nos ama. Porque él es mi fuerza, y sé que nunca me abandonará. Ni a nadie que le pida ayuda, como yo.