Y colorín, colorado…

Espero que os haya gustado. Yo lo escrib´´í con mucho amor. Por eso acab´´é enamorada de Miguel. Es un hombre tan tierno, tan bueno. Ya quisiera yo ser como él. Y vivir cómo él, una misión en África. Creo, bueno pienso, que por eso escribí esta historia. Para resarcirme de una de mis muchas ilusiones, frustradas por mi discapacidad física, y convertir, gracias a mi personaje de ficción, esa frustración en un sueño realizado.