Cap 117

El griterío proveniente del poblado le devolvió a la realidad. Se encontraba viejo, quemado por el sol, y encogido por el paso de los años. Pero una cosa aun le quedaba: entusiasmo. “Y” pensó “eso es lo que realmente importa”. Había ayudado a crear cientos de hogares. Y sin embargo, era este lugar, la aldea de su querido Atu, donde siempre se sentía bien, donde más creía ver a Dios. Ante ese pensamiento, un impulso desconocido le hizo caer  de rodillas y, con lágrimas en los ojos, dio gracias al Señor: porque había hecho posible su sueño, porque le había indicado el camino cuando llegó a África y se encontraba tan perdido, por haber logrado la felicidad de tantas personas. ¡Era su propia felicidad la que había logrado!.  Vio en su cabeza y en su corazón, pues sus ojos cansados ya poco veían, a una gente alegre y un sol que les calentaba. Sintió que el sol le calentaba especialmente aquel día, muy especialmente. Un niño pequeño salió corriendo de la aldea, en dirección al padre,

_“¡Pa Miky, Pa Miky!”

y se abrazó a él. Así es como le llamaban cariñosamente todos los niños de la aldea. Esos dos calores, el humano del niño, y el divino del cielo, le hicieron sonreír una vez más. Una voz desde el poblado llamó al chiquillo. Soltó al Padre y acudió a la llamada. Miguel no tenía un espejo. Pero tampoco le hizo falta. Sabía que Dios ya estaba en sus ojos. Y llorando, dijo:

_“¡Tío Miguel, tenías razón!”

          Al mismo tiempo Atu, avisado por el chiquillo de la llegada del Padre, salía a su encuentro. Al verlo de rodillas, corrió hacia él.

_“Miky, ¿qué te pasa?”

Miguel se alegró de ver a Atu allí. No se encontraba con fuerzas para entrar en la aldea.

_“Atu, mi querido Atu… creo… me parece que debemos despedirnos. Hasta algún día, dentro de mucho espero. Pero no pienso marcharme sin decirte… lo afortunado que me siento de haberte conocido… lo feliz que he sido en África… todo lo que me llevo…”

Atu, abrazado a su amigo, no dejaba de llorar.

Miguel cerró los ojos, y cuando los abrió, vio a Dios.

__________