Cap 5

Justo en ese momento el muchacho salía por la puerta, para reunirse con sus amigos. Viendo a su tío ahí parado, le apremió diciendo: _ “¡Tío, date prisa  o no llegarás para dar la misa a tiempo!” El reverendo, sobresaltado, miró el reloj y recogiendo su sotana aceleró el paso, agradeciendo a Miky su aviso. Por el camino, confirmó que sus ideas sobre el chico eran sin duda alguna, acertadas. Y tuvo razón.

    _____  

       Los años de adolescencia dieron paso rápido a una madurez temprana, en la que afloró deprisa el que iba a ser el sentimiento que a partir de entonces, y para siempre, señalaría su camino.

Anuncio publicitario