Conclusión 2

Hoy es 25 de febrero de 2010. Han pasado muchas, muchas cosas que no han hecho sino reafirmar mi fe y estar SEGURA –que no sólo convencida- de que, como ya dije al principio, Dios ha estado y está siempre a mi lado.

Hace año y medio empecé a hacer las catequesis del Camino Neocatecumenal aconsejada por un buen amigo a quien nunca estaré suficientemente agradecida, y ahora formo parte de una comunidad de personas de muy distintas edades, pero con una única idea: amar a Dios.