Cap XII 2

Mientras ella maniobraba su andador, yo le daba una descripción detallada de su pequeño cuarto, incluyendo las sábanas y cortinas que habían sido colgadas en su ventana “¡Me encantan!”, dijo ella con el entusiasmo de un chiquillo de 8 años al que acaban de mostrar un juguete nuevo. “Pero Sra. Pepita, si usted aún no ha visto el cuarto. . . . espere.” “Eso no tiene nada que ver”, dijo ella. «La felicidad es algo que uno decide con anticipación. El hecho de que me guste mi cuarto o no me guste, no depende de cómo esté arreglado el lugar, depende de cómo yo arregle mi mente.