Cap XI 2

Así, dice que creando un impuesto del ¡5%! sobre las rentas altas se podrían equipar hospitales, construir escuelas y distribuir medicamentos para los enfermos de los países más pobres. Poniendo fin al cambio climático, al calentamiento global, avanzaríamos en la lucha contra la pobreza. Paradójicamente, aunque la culpa de este cambio sea fundamentalmente de los países ricos, son  los países  pobres los que más lo padecen. Otro gran paso sería cancelar la deuda externa a los países más pobres. Los ocho países más ricos del mundo  han condonado ya la deuda a 18 países pobres.