Cap. X 3

La segunda es que más o menos lo consigas, que llegues a ser bastante feliz, siempre según tu idea, y además logres que los que están a tu alrededor también lo sean; parece una idea estupenda ¿no? Yo personalmente no conozco muchas personas que vivan en esta situación, ¿y tú? Y además creo que la razón por la que llegar a ese “estado de cuasi-perfección” es prácticamente imposible, es bien sencilla, y es que cada persona es un mundo, y parece poco factible que todo tu entorno empiece a girar a tu alrededor, como si fueras el centro del universo. Que no, que eso no es normal y no tiene pinta de que nos vaya a ocurrir ni a ti ni a mí.