Inciso

Quiero hacer un pequeño inciso en cuanto a mi paz interior. Recordemos que este libro lo escribí en los últimos 90 y ya han pasado más de 20 años. Doy gracias a Dios porque en ese tiempo ha hecho crecer y crecer mi fe hasta valores insospechados. Pongo un ejemplo; en estos días en que he llegado a sufrir tanto por las víctimas, conocidas y desconocidas, de esta pandemia, y también por los daños colaterales que nos está produciendo, he podido sentir mi paz interior que me permite ver con toda claridad cómo un día saldremos de esto y continuaremos, victoriosos, nuestro Camino hacia el Señor. Y esa paz la logro precisamente en muchos más momentos que antes, simplemente porque me doy cuenta de que TODO lo bueno que hay en este mundo, que es mucho, me provoca una sensación de paz.