Amapolas

 

Señor…

…Haz a los hombres iguales…

..que no luchen jamás; que nunca emerjan, entre las áureas mieses de la historia, sangrientas amapolas, las batallas…

 

Pues si, de un himno. Y qué hermosa petición. Pero a mí me apena que compare amapolas con  batallas. Si que es verdad que las amapolas son rojas y el autor las tilda de sangrientas. Tal  vez para buscar la  metáfora,  porque las amapolas son rojas si,  pero no rojo sangre, como dice el himno. Las amapolas son de un rojo alegre, rojo carmín, un rojo lleno de luz, como los campos de Monet. Lleno de luz, como el que  hará a los hombres iguales.