Buenos días Señor

Buenos días, Señor, a ti el primero encuentra la mirada del corazón, apenas nace el día: tú eres la luz y el sol de mi jornada. Buenos días, Señor, contigo quiero andar por la vereda: tú, mi camino, mi verdad, mi vida; tú, la esperanza firme que me queda. Buenos días, Señor, a ti te busco, levanto a ti las manos y el corazón, al despertar la aurora quiero encontrarte siempre en mis hermanos Buenos días, Señor resucitado, que traes la alegría al corazón que va por tus caminos, ¡vencedor de tu muerte y de la mía! Gloria al Padre de todos, gloria al Hijo, y al Espíritu Santo; como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos te alabe nuestro canto. Amén.

Un ángel

Quiero homenajear a mi hermana en esta entrada. Y es que ella ha sido la luz de esta pandemia. Cuando empezó el confinamiento, éramos cuatro en casa. Fueron momentos duros, pero Ima siempre nos despertaba con un ¡Buenos días! cantarín, nos preparaba un buen desayuno,y después intentaba que nuestra jornada fuera entretenida.

En conclusión: gracias a ella hemos superado el inicio de esta historia. Puedo afirmar que tiene un don. Y ya sabemos quién otorga los dones .

Gracias Dios por poner un ángel en mi familia .

Agoté!!

Yo iba a escribir pero estoy súper cansada., Esta mañana hice gimnasia con mi fisio por primera vez desde antes de la pandemia y ¡vaya si lo he notado!