versos 5 misterio-A

Carreta sube por el monte. Me ve perdido. _¡Vente conmigo! En este sueño montura y dueño, al horizonte juntos viajamos.

Llegada pronta _¡Chico, desmonta! Alegre veo Santo Santuario que acoge a diario, -gran jubileo-, cientos de hermanos

Que alegres cantan, arpas en mano, amenizando ¡Oh, Santo ambiente! ya a lectores, ya a oradores que están hablando

Lindas palabras que almas perdidas escucharán y así sus vidas florecerán, hermosos salmos meditando.

¡Dulce María!

Entre los corros que van formando gentes humildes, almas sensibles que la paz claman,

Creo escuchar voz de un pequeño ¿acaso sueño?, la voz de un niño cuya pureza y amor derraman

Sabiduría.