Inciso

Hoy pensaba empezar mi rosario,  pero creo  que esto es importante y  no lo  puedo dejar  para  después porque quién sabe lo que  pueda pasar; y no hablo de malos augurios -que fácilmente podría- sino que me refiero a mi forma de sentir, y como sabeis, en el momento que menos lo espero cambia.

Y es que ahora me siento  … FAN-TÁS-TI-CA. Puedo decir que me siento totalmente realizada. Ahora mismo no veo una sola cosa que no esté bien  en mi interior. Lógicamente, si hablara dé mis antiguas aspiraciones, sería una fracasada. Pero como ya no existen ¡una cosa menos! Pero es que encima todas esas cosas que antes solían  importarme tanto,  las he  barrido de un escobazo, y me he quedado con unas pocas , muy pocas, que verdaderamente merecen mi preocupación cuando van mal, y debo aprender a valorar y cuidar mucho. Y ya. Me ha  quedado un  interior limpio, con espacio suficiente  para ver las cosas con perspectiva, y   poder atajarlas si no me gustan. Y  me siento realizadísima.