M.R.XXI

tercer misterio de luz

Volvía totalmente agotado de mi partido de fútbol. Habíamos perdido y la verdad, no me encontraba nada bien. Llevábamos una temporada muy floja y encima nuestro entrenador se marchaba del equipo por razones de salud. Él hubiera sido nuestra única esperanza. Siempre nos infundía ánimo. Pero aahoraa…

Desesperado me dejé caer en la cama. Estaba súper nervioso. Decidí poner música relajante. Poco a poco me sentí mejor, hasta que de pronto

………….