otro modo de dar la Paz

Hola!!!!

Ya si que sí voy a estar con vosotros. Mi hermana me puso el ordenador y ya podré volver a escribir con asiduidad. En Fitero os escribí desde el móvil sólo  una vez, y me costó tanto, acabé tan cansada, que me  prometí no volver a hacerlo. A partir de ahí sólo envié  un par de cosas bonitas- a mi juicio- que me limité a cortar y pegar.

Pero ya vuelvo con mis  historias y empiezo con una maravillosa..Esta ocurrió un domingo en misa de San Juan:  cuando llegó el momento de dar la Paz, todos los feligreses  de cada fila que completaba la iglesia, junto con los tres presbíteros desde el altar,  nos cogimos de la mano unos a otros mientras sonaba un  bello himno a la Paz. Fue un momento de inmensa alegría para mí, porque sentí la cercanía del Señor,  y hasta noté una  brisa  repentina  que se me antojó  el Espíritu Santo  que venía a disfrutar, como yo, como  todos.