¡Hi!

¡Hola!

Estoy de paso por Madrid.  pasado mañana me voy s San Juan. Mi hermana me ha dicho que nos llevamos todo el equipo. Eso espero. porque no podrís imaginar lo que me  costó meter lo de la Salve. Y eso que manejo «malquebiien» el teclado del móvil, porque cuando empecé, pensé que nunca lo lograría. Pero comprobé que todo es acostumbrarse. De todos modos es un lío…

Pero hoy  aprovecho y os cuento que aunque tuve un día chungo, la Fuerza del Señor siempre estuvo ahí.

Y siempre estará.

Para todos.  Los que le busquen, claro.