M. R .XXI

………….

Miró a los otros ángeles, y viendo que   sonreían, se volvió de nuevo a   mí:

__ Creo que no te lo diré. Será una gran sorpresa. Y un gran honor. Ven.

Agarrándome, empezamos a subir. Asustado, sentí vértigo y cerré los ojos, y cuando los abrí estaba de nuevo en mi cama. No recordaba nada, como otras veces. Pero ya había aprendido que los misterios, misterios son. Así que más tranquilo, hice  memoria de mis sueños anteriores y pude darme cuenta del glorioso  «misterio» al que había asistido.

Nada menos que a una coronación.

Corriendo hacia la ventana, y mirando al cielo, grité:

__ ¡Gracias!

M.R. XX

quinto misterio

Arriba en el cielo, Dios seguía sonriendo. Una brisa perfumada me hizo girar la cabeza. Vi unos ángeles que  bajaban de entre las nubes y se   paraban a mi lado. Distinguí, con sorpresa, al ángel que se había posado en mi ventana en mi primer sueño. Me miró con dulzura,  y dijo:

__ Hola. ¿De nuevo soñando, eh? Te vi desde lejos y quisiera agradecerte por lo ocurrido aquella noche en tu habitación. Me dejaste   mirar dentro de tu corazón, y encontré una fe tan pura, que ella  misma me llevó hacia mi fin. Y ahora soy un ángel importante, y   por eso soy el encargado para…

Calló intrigante.

………….