Paciencia +Alegría

Me estoy dando cuenta de algo  muy importante para mí. Por desgracia hay un montón de cosas que  ya no me salen como antes; pero entre esas cosas, si una me irrita es haber   perdido la precisión al  hacer las labores diarias: abrocharme los botones de una camisa, coger el jabón sin tirar la jabonera, abrir y cerrar el grifo de prisa ante el cambio de temperatura del agua…y así mil cosas en las que no   me   queda otra  que  tener paciencia. Afortunadamente Dios me la da _gracias a tenerla conmigo   misma, me resulta más fácil tenerla con los demás__. Pero aquí viene  lo importante: y es  que cuando intento hacer una de esas cosas, además de con paciencia, con alegría, me sale mejor..   y creo  que esto tiene mucho  que ver con la humildad. ¿Por qué? Pues porque si algo me esta irritando, no parece  normal que a la vez  me alegre. Pero ¿y si actúo con humildad? ¿y si saco fuerzas y transformo  mi  irritación en alegría? pues que  me sale   mejor. Y  oye, que cuesta. Pero  los buenos resultados  ayudan.

Y es que Dios siempre ayuda. Prueba, prueba.