Sigue el Adviento

Aunque ya mandé mi felicitación de Navidad, sólo lo hice porque me chifla y  quería compartir mi alegría- Pero seguimos en adviento. Y leí una comparación preciosa.

Sabemos que en Adviento estamos esperando que venga el Señor. Lo encontramos hecho niño en un pesebre. Pero también sabemos que ignoramos cuándo vendrá a juzgarnos. ¡Ojalá nos encuentre preparados! «Aquel día la riqueza de Jacob quedará pobre,…como al varear el olivo quedan dos o tres aceitunas en lo alto de la copa, y cuatro o cinco en rama fecunda…»

¿A que es lindo? Nos comparan con aceitunillas. A ver si somos de las ricas…