Feliz Navidad

 

Debí mandarlo ayer, día de la Inmaculada Concepción, que es el día en que mi madre  acepta poner el árbol ¡antes no! y para mí empieza la Navidad. Así que ahí va mi felicitación.

Y ya llega 2018. Y yo que pensaba que el siglo XXI sería la odisea del espacio, como la peli, con marcianitos y todo… ¡En fin! Mucho fue lo que cambió, y para bien, el problema es que lo malo suele tener más tirón comercial por desgracia.

 

Bueno, yo soy de las que creen que lo mejor está por venir. Así que sólo os deseo una

 

FELIZ NAVIDAD

 

 Y os recuerdo que el amor al prójimo sigue y seguirá siendo siempre nuestro pasaporte al Cielo

Besotes