Su fuente y Su fin

Que nuestro trabajo comience en Ti como en su fuente, y tienda siempre a Ti como a su fin

Es de la oración del Diurnal de hoy. Me gustó porque me pareció una frase redonda para pedir a Dios ayuda  para el día que comienza.  Y a la vez es una frase que, pareciendo sencillísima, engloba un sin fin de situaciones complejas: yo por ejemplo me levanto, desayuno, rezo…El obrero empieza temprano su obra, la tendera atiende a sus clientes, y tantos y tantos trabajadores que comenzarán su  jornada laboral…Pero   la gran noticia es que todos aquellos privilegiados que la comiencen en Él  como en su fuente y tiendan a Él como a su fin, estarán viendo a Dios, mientras que los que no creen, deberán esperar, y si se arrepienten tal vez le vean, gracias a su infinita misericordia, pero desde luego se pierden un montón de cosas que nosotros YA disfrutamos.

Anuncio publicitario