Laudes mágicos

Este domingo fui con mi comunidad a celebrar los laudes en la  plaza de Manuel Becerra.

Fue fantástico. De las mejores experiencias que he tenido. Si bien es cierto que ya  llevan varios domingos haciéndolo, también diré a su favor que  si repiten,   por algo será…Para mí fue la primera vez, y ¡qué pena no haber podido ir con lo lindo que es.!Sólo rezando en comunidad, a puerta cerrada. ya se siente la presencia de Dios. Bueno, pues al aire libre imagina: Con sólo subir los ojos hacia una nube, puedes ver con tu corazón a Dios sentado y escuchándonos, mientras las notas de la guitarra flotan por el aire buscando y trayendo PAZ. La misma paz que nos llenó el alma a todos los que tuvimos el privilegio de alabar con nuestros laudes a Cristo.