MH V

Al empezar a contar mi historia, no digo por qué me puse «malita». Supongo que habrá sido porque ya no le doy importancia…¡Pero ES mi historia! Es un  poco rollo, así que resumo:

Me dolía la cabeza. Fui a tres médicos, de los que obtuve diagnósticos demasiado simples. Por fin, me encontraron un tumor. Resulto benigno,   pero necesité radioterapia. Dos meses y medio. Salí cansada, delgada, pero mucho mejor. Al poco llegó la hecatombe .Un efecto de las radiaciones me llevó de nuevo al hospital. Y esperaban lo peor.

Pero no.

¿Veis cómo sé que Dios está conmigo?