Dios y Sol

En un himno de la Pascua, al hablar del tiempo que pasó Cristo sepultado, dice:

nunca tan adentro  / tuvo al sol la tierra

¡hermosa metáfora! Me parece precioso comparar a Dios con el sol, máxime cuando yo de siempre he pensado lo mismo, que Dios es el mismo sol; tal vez lo crea porque el sol nos da la vida con su luz, igual que Dios.

Un amigo hoy, hablándome del sentido etimológico de los días me dice -entre otras cosas-  que «domingo» proviene del latín dominicus dei es decir día del señor. Pero en la antigua Roma se llamó «dies solis»,es decir, día del sol.

Yo quería hablaros de Dios y del sol, a mi parecer unidos, y sin conocer mi intención, mi amigo me lo confirma…¡qué suerte tengo!