Volverá

No voy a hablaros de mi historia. Estoy un poco pof y mi historia es demasiado maravillosa como para estropearla contándoosla con una mentalidad negativa. Ahora, eso si., aunque me cueste, quiero deciros esto, porque sé que es la verdad: Mi historia es única.  Grandiosa. Porque es Dios quien la ha hecho. He llegado a sentirme afortunada de estar como estoy y eso sé perfectamente que sólo  Dios me ha podido conceder esta forma de pensar, que sin duda es un don. Y yo sé que volverá mi alegría y os podré «contagiar» este don. Todo llegará.

Como dije en mi anterior entrada, Dios está probando mis fuerzas, y dándome un poco de las suyas, y por eso sé que no debo quejarme, porque ansío estar con Él y estoy convencida de que lo lograré.

Una última cosa: aunque no me vea con ánimo, quiero que todos los que os sintáis pof , sepáis que esta entrada es vuestra propia entrada, y si os la aplicáis,  -sobretodo el segundo párrafo-acabareis, como yo, viendo a Dios.