Zaqueo

Hoy quiero citar un maravilloso comentario que hizo el Papa Francisco sobre el evangelio de San Lucas hablando de Zaqueo. Todos sabemos que este publicano  subió a un árbol porque era bajito y quería ver al Señ0r, y  que éste comió en su casa y, como pecador que era Zaqueo, le perdonó. Conocemos la historia. Bien, éstas son las palabras del Papa:

«Si tienes un peso en tu conciencia,…trepa, como hizo Zaqueo, sube al árbol del deseo de ser perdonado; yo te aseguro que no quedarás decepcionado.»

¡Y lo dice nada menos que el PAPA! Pero ¡ojo! no basta con subirse al árbol del perdón, primero hay que desear de corazón ser perdonado. Si no, la cosa no funciona. Pero  si de veras lo quieres ¡trepa!