Canta y Camina

Dice San Agustín que aquí en la  tierra ya cantemos ¡ALELUYA! porque aunque la promesa que Dios nos ha hecho es para la vida futura, ya aquí en la tierra podemos disfrutar y atisbar lo que nos espera. Pero hay algo que el santo relata de maravilla: Dice San Agustín que cantemos, no para deleite de nuestro reposo sino, como el caminante, para alivio de nuestro trabajo. Nuestra vida  es un camino ¿no? Pues, lo mismo que hace el caminante, pararse y descansar lo andado para retomar su viaje con fuerza, nosotros también  nos paramos a descansar, cantamos, y seguimos caminando.

¡Retomando siempre el camino eh!.