Cambia

Una vez leí en una revista una frase fantástica:

 

”Antes de iniciar la labor de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu propia casa”

 

Pues eso, no me digas que no tienes cerca alguien a quien puedes prestar tu apoyo. Eso es justo lo que dijo Dios que hiciéramos, amarnos los unos a los otros. ¡Fíjate qué cosa más fácil, con la de trabajos dificilísimos que tenemos que hacer muchas veces! Y que a veces ni siquiera nos satisfacen. Pues éste te aseguro que es más que satisfactorio. Tú sólo haz la prueba, da el primer paso para que, entre unos y otros, podamos conseguir un mundo mejor.