Ciao, bambinos!!

¡¡¡Me voy a Roma!!!

Os lo digo porque hasta el martes no vuelvo ni me llevo portátil ni nada. Así que no tendréis noticias mías hasta entonces.

Peeeeeero…os tengo una sorpresita. El domingo, si Dios quiere, iré a la Plaza de San Pedro a recibir la bendición del Papa. El año 2004 vine con mi hermana y también fui. Vi a  Juan Pablo II, que ya estaba muy enfermo y dio la bendición desde sus habitaciones, de modo que más que verlo, lo imaginé. Ahora espero ver al Papa Francisco más  cerca, aunque sin duda la gracia recibida será la misma. Bueno, la sorpresa: cuando reciba la bendición, también pediré por todos vosotros. ¿a que os mola?

Bien, pues sed buenos ¿eh? Ciao