Ole

Ya sé que soy un poco pesadita con los himnos, pero es que son tan bonitos…estos son unos versos del himno que leemos durante el tiempo Pascual:

Qué gozo de tierra, de aire y de mar, / qué muerte, qué vida. qué fiel despertar, / qué gran romería de la cristiandad.

Este último me parece fantástico.

¿Os imagináis a todos los cristianos de romería? Sería estupendo. Como la feria de Sevilla ¡¡¡si si!! Todos bailando y cantando al son de la guitarra, riendo, rodeados de flores y farolillos. La máxima expresión de la alegría ¿no? Precisamente la alegría es la que nos acerca a Dios. Como dice la Madre Teresa de Calcuta: «Sin alegría no hay amor, y el amor sin alegría no es verdadero amor.» Pues como los romeros siempre están alegres, está más que claro que si encima son cristianos ¡buf, qué maravilla! Así que, sin pensarlo dos veces, ¡todos a la romería de la cristiandad!